25 Pero mientras los hombres dormían, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.