26 Y cuando respondió: De los extraños, Jesús le dijo: Entonces los hijos están exentos.