22 Enseguida hizo que los discípulos subieran a la barca y fueran delante de El a la otra orilla, mientras El despedía a la multitud.
23 Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo.