6 Las compuertas de los ríos se abren, y el palacio se llena de terror.