23 porque había un mandato del rey acerca de ellos y un reglamento fijo para los cantores de cada día.