30 Pero él le dijo: No iré, sino que me iré a mi tierra y a mi parentela.