4 Y se decían unos a otros: Nombremos un jefe y volvamos a Egipto.