10 Y la ira del SEÑOR se encendió aquel día y juró, diciendo: