4 Pon tu delicia en el SEÑOR, y El te dará las peticiones de tu corazón.
11 Mas los humildes poseerán la tierra, y se deleitarán en abundante prosperidad.