24 Porque he llamado y habéis rehusado oír, he extendido mi mano y nadie ha hecho caso;