32 Porque el desvío de los simples los matará, y la complacencia de los necios los destruirá.