6 Las palabras de los impíos son asechanzas sangrientas, pero a los rectos su boca los librará.