13 El que desprecia la palabra pagará por ello, pero el que teme el mandamiento será recompensado.