11 La casa de los impíos será destruida, pero la tienda de los rectos florecerá.