18 Los simples heredan necedad, mas los prudentes son coronados de conocimiento.