24 La corona de los sabios es su riqueza, mas la necedad de los necios es insensatez.