25 El SEÑOR derribará la casa de los soberbios, pero afianzará los linderos de la viuda.