26 Abominación al SEÑOR son los planes perversos, mas las palabras agradables son puras.