29 El SEÑOR está lejos de los impíos, pero escucha la oración de los justos.