20 El que pone atención a la palabra hallará el bien, y el que confía en el SEÑOR es bienaventurado.