10 La reprensión penetra más en el que tiene entendimiento que cien azotes en el necio.