18 porque su casa se inclina hacia la muerte, y sus senderos hacia los muertos;