23 Pesas desiguales son abominación al SEÑOR, y una balanza falsa no es buena.