17 El que ama el placer será pobre; el que ama el vino y los unguentos no se enriquecerá.