9 No hables a oídos del necio, porque despreciará la sabiduría de tus palabras.