15 No aceches, oh impío, la morada del justo, no destruyas su lugar de descanso;