3 Con sabiduría se edifica una casa, y con prudencia se afianza;