16 El perezoso es más sabio ante sus propios ojos que siete que den una respuesta discreta.