1 El impío huye sin que nadie lo persiga, mas los justos están confiados como un león.