15 Es más preciosa que las joyas, y nada de lo que deseas se compara con ella.