24 Cuando te acuestes no tendrás temor, sí, te acostarás y será dulce tu sueño.