5 Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.