3 Y no he aprendido sabiduría, ni tengo conocimiento del Santo.