6 No añadas a sus palabras, no sea que El te reprenda y seas hallado mentiroso.