6 Porque desde la ventana de mi casa miraba por la celosía,