5 Oh simples, aprended prudencia; y vosotros, necios, aprended sabiduría.