11 no seáis perezosos en lo que requiere diligencia; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor,