2 sino que en la ley del SEÑOR está su deleite, y en su ley medita de día y de noche!