6 Dice en su corazón: No hay quien me mueva; por todas las generaciones no sufriré adversidad.