36 También hirió de muerte a todo primogénito de su tierra; las primicias de todo su vigor.