34 No destruyeron a los pueblos, como el SEÑOR les había mandado,