5 Bien le va al hombre que se apiada y presta; arreglará sus asuntos con juicio.