3 Desde el nacimiento del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del SEÑOR.