1 Alabad al SEÑOR, naciones todas; alabadle, pueblos todos.
2 Porque grande es su misericordia para con nosotros, y la verdad del SEÑOR es eterna. ¡Aleluya!