112 He inclinado mi corazón para cumplir tus estatutos por siempre, y hasta el fin. Sámec.