135 Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo, y enséñame tus estatutos.