145 He clamado con todo mi corazón; ¡respóndeme, SEÑOR! Guardaré tus estatutos.