171 Profieran mis labios alabanzas, pues tú me enseñas tus estatutos.