176 Me he descarriado como oveja perdida; busca a tu siervo, porque no me olvido de tus mandamientos.