87 Casi me destruyen en la tierra, mas yo no abandoné tus preceptos.